El Madrid de Lolo contra la simpática Penya

martin-joventut (2)

La final de la ACB 1984-85

Como en la actualidad, a principios de la década de los 80 las dos primeras posiciones de la liga española (denominada ACB desde la temporada 1983-84) eran patrimonio casi exclusivo del Real Madrid y el Barcelona, que ocuparon el primer y el segundo lugar en seis de las ocho ediciones que se celebraron entre 1979 y 1986 (con dos títulos para los azulgranas y el resto para los blancos). En aquellas ligas, en las que no hubo playoffs precisamente hasta que se cambió la denominación, solamente se colaron en el segundo puesto dos equipos que gozaban de las simpatías de muchos aficionados: el mítico Estudiantes del joven Fernando Martín, en 1981, y el Joventut de Badalona.

El Joventut fue en aquellos años un soplo de aire fresco. Siempre daba gusto ver jugar a un equipo, en aquella temporada dirigido por Aito García Reneses, y que tenía en sus filas a un veterano como Margall (salido de la cantera verdinegra y por el que tengo una admiración especial), un puñado de jóvenes también formados en Badalona como Villacampa, Montero, Rafa Jofresa y Andrés Jiménez (este último había llegado de la mano de García Reneses desde otro club badalonés, el Cotonificio) y una pareja de extranjeros con la que siempre solían acertar.

En esta final los extranjeros eran Mike Schultz y el canadiense Gerald Kazanowski, cumpliendo con la costumbre de la Penya de contar con americanos de calidad como Greg Stewart, David Russell, Art Housey, Joe Meriweather, Lemone Lampley… y por encima de todos, Reginald Johnson, que fue el líder del equipo del 87 al 90. Luego llegarían Corney Thompson y Harold Pressley, pero ese era ya otro Joventut más ganador, del que ya hablaremos.

En cuanto al Madrid, pese a que aquel año se quedó a las puertas de la Copa de Europa sufriendo lo indecible en sus duelos con la Cibona, fue un equipo muy solvente en los años 1985 y 1986, con el quinteto formado por Corbalán, Iturriaga, Brian Jackson, Fernando Martín y Wayne Robinson, dirigido por Lolo Sáinz. En aquella final disputada al mejor de tres partidos, la Penya dio la campanada en el primero, venciendo por 86-111 en un gran partido de los badaloneses.

Por lo tanto, en el segundo partido se le presentaba la ocasión de proclamarse campeón en casa, con un ambientazo en el viejo pabellón Ausias March. Aquí tenéis aquel segundo partido, que espero que disfrutéis porque hay mucha calidad sobre ese bonito parquet.

¡Síguenos en Facebook! http://aropasadoblog.facebook.com/

Twitter: https://twitter.com/AroPasadoBlog

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s