En pleno boom nos visitaron los mejores

La fase final del Mundial de 1986

Petro Amaker (2)

Ya os conté que el Mundial de España fue para mí el del descubrimiento definitivo de mi pasión por el baloncesto, dos años después de aquellos vagos recuerdos que tengo de las noches del 84. El boom baloncesto en España estaba en su momento de máximo esplendor y nos visitaron los mejores jugadores del momento, NBA al margen: Petrovic, Sabonis, Oscar Schmidt, David Robinson, Gallis, Dalipagic, Valters, Volkov, Riva y muchos más, en una competición con nada menos que 24 participantes. Además, TVE dio una gran cobertura al evento, con programas resumen diarios y retransmitiendo muchos partidos en directo y en diferido. Algunos de ellos recuerdo exactamente dónde los vi (muchos de ellos en casa de mis abuelas).

Después de una primera fase en la que un público ávido de baloncesto llenó los pabellones de Zaragoza, Tenerife, El Ferrol y Málaga, se pasó a una fase de cuartos de final en dos grupos: Estados Unidos, Yugoslavia, Canadá, Italia, Argentina y China se concentraron en Oviedo, mientras que la URSS, Brasil, España, Israel, Cuba y Grecia lo hicieron en Barcelona, jugándose dos plazas por grupo para las semifinales.

Uno de los partidos más comentados del campeonato se disputó en el grupo de Oviedo entre dos de los equipos más potentes del torneo: por un lado, una Yugoslavia en transición entre el equipazo que lo ganó todo en los años 70 y el del cuatrienio 1988-1991, liderada por un representante de cada una de dichas épocas, Dalipagic y Drazen Petrovic; por otro, el buen grupo de universitarios que trajo Estados Unidos, comandados por David Robinson. El partido se recuerda por el marcaje al que fue sometido Petrovic, muy conocido en aquellos años en España por sus duelos contra el Real Madrid, por parte de Tyrone Bogues, que fue una de las sensaciones del Mundial por su juego y por lo exótico de su estatura, apenas, 1,60.

Superada la fase de cuartos y asumiendo que España tendría que jugar por el quinto puesto, el público de Madrid disfrutó de unas semifinales entre Estados Unidos y Brasil, por un lado, y entre la URSS y Yugoslavia, por otro. A mediados de los 80 la rivalidad entre soviéticos y yugoslavos era encarnizada y no era infrecuente que se produjesen peleas a puñetazo limpio entre ellos. La igualdad en el marcador y la calidad de Petrovic, Sabonis, Dalipagic, Tikhonenko o Valters hizo que se viera un partidazo, con un final memorable:

Por último, la final entre la URSS y Estados Unidos enfrentó, por un lado, a un equipo soviético con un Sabonis en plenitud y con capacidad para intimidar, para jugar por dentro y por fuera y para saltar como el que más (esta jugada es el mejor ejemplo del tipo que jugador que era antes de sus famosas lesiones), acompañado de grandísimos tiradores como Kurtinaitis, Homicius o Valters y de jugadores versátiles como Volkov y Tikhonenko . Por parte americana, un grupo de jugadores muy rápidos e intensos que contaba, además del legendario Robinson, con jugadores que tuvieron casi todos una buena carrera en la NBA, entre ellos Sean Elliott, Kenny Smith, Steve Kerr, Derrick McKey o Rony Seikaly.

Aquí tenéis el vídeo de la final, esta vez a través del canal AD San Federico Carabanchel Madrid:

¡Síguenos en Facebook! http://aropasadoblog.facebook.com/

Twitter: https://twitter.com/AroPasadoBlog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s