Los “Chicos Malos” eran muy buenos

El primer título de los Pistons en 1989

La ascensión de los Detroit Pistons en los años 80 fue un ejemplo de equipo NBA que se fue  constuyendo poco a poco a través del draft y de traspasos y que fue ascendiendo peldaños temporada a temporada hasta acabar siendo campeones. Después de haberse encontrado con los legendarios Celtics varias veces en distintas rondas de playoffs, en la 1987-88 por fin había conseguido superarles y se había plantado en la final, poniendo a los Lakers contra las cuerdas y llevándole a un agónico séptimo partido en Los Angeles.

Ya en la temporada 88-89, con el paulatino declive de los Celtics (que a pesar de todo seguían dando lecciones por las canchas de la liga, pero cayeron por 3-0 en primera ronda con los de Detroit), el máximo enemigo de los Pistons en la conferencia Este fueron los Bulls de Michael Jordan, otro ejemplo de equipo que creció poco a poco y que estaba destinado a ser el sucesor de los Pistons en un par de años. La final de conferencia entre Detroit y Chicago fue una serie durísima en la que los de Michigan pusieron toda la carne en el asador y recurrieron a todos los trucos posibles para parar a Michael Jordan. Seguramente fue en esos duelos contra los Bulls, donde debían emplearse a fondo, donde su extremada dureza defensiva les valió el apelativo de los “Bad Boys” con el que pasaron a la historia. Tras una serie durísima que se repetiría en los dos años siguientes, los de Michigan alcanzaron por segundo año consecutivo las series finales.

(Gracias al AD San Federico Carabanchel Madrid podemos ver este partido y el segundo, el tercero y el cuarto de las finales en la retransmisión original de TVE, con los comentarios de Ramón Trecet.)

Por la conferencia Oeste, los Lakers llegaban como campeones de las dos últimas temporadas y, aunque su temporada regular había sido peor que la de los Pistons, se plantaban en la final sin perder ni un sólo partido de playoffs, habiendo barrido a Portland, Seattle y Phoenix en las series anteriores. Si el año anterior habían sudado lo suyo para hacerse con el anillo, en esta ocasión llegaban más frescos que los Bad Boys, aunque con dos pegas: la excesiva veteranía de Abdul-Jabbar y el que resultaría factor decisivo en la serie final, los problemas físicos.

Si la lesión en el tendón de la corva de Byron Scott justo antes de empezar la final ya suponía un severo contratiempo, tras la victoria de los de Michigan en el primer partido llegó un revés aún mayor: en el segundo encuentro, mucho más igualado, Magic Johnson se llevó la mano a la misma zona de la lesión de su compañero. El base no pudo acabar el encuentro y los Pistons pusieron el 2-0 en el marcador.

En el tercero, ya en Los Angeles, Magic lo intentó y llegó a saltar a la cancha, pero la lesión era demasiado grave y los Pistons mucho equipo. Los esfuerzos de los Worthy, A.C. Green, Cooper etc. y de reservas como Tony Campbell y David Rivers permitieron a los californianos mantener la igualdad. Pero Detroit estaba ante una oportunidad que no podía dejar pasar y con la química que había conseguido desarrollar en los últimos años dejó la eliminatoria a punto de caramelo.

Chuck Daly había ido forjando poco a poco una rotación de 9 hombres que le funcionaba a la perfección. El traspaso de Dantley a cambio de Mark Aguirre, amigo íntimo de Isiah Thomas, quizá no salió como se esperaba, pero Aguirre se adaptó a un rol en el que tenía que anotar menos que en Dallas y, sobre todo, la defensa de los interiores (Laimbeer, Mahorn, Salley Edwards y un Rodman que ocupaba el puesto de 3) les sacaba de muchos apuros. En aquella final, culminada en el cuarto partido en Los Angeles, sobresalió además en defensa y en ataque la figura del que había sido fiel escudero de Thomas en el ascenso a la cima de los Pistons: Joe Dumars, que se convirtió en estrella en el momento más oportuno.

Para completar la historia de aquel primer anillo de los fantásticos “Chicos Malos” de Detroit, os dejo este programa de NBA Vintage dedicado a la figura de Joe Dumars.

¡Síguenos en Facebook! http://aropasadoblog.facebook.com/

Twitter: https://twitter.com/AroPasadoBlog

Anuncios

Un comentario en “Los “Chicos Malos” eran muy buenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s