La hora de la Penya

La Liga del Joventut en 1991

Si hace unas semanas hablábamos del Estudiantes como uno de los clubes fundamentales en la historia del baloncesto español, no lo es menos el Joventut de Badalona, una entidad que hace del trabajo de cantera su modo de vida y de la que han salido multitud de grandes jugadores que han triunfado, tanto en Badalona como fuera de ella.

Esa filosofía le permitió convertirse en los años 80 en el equipo simpático al que todos nos gustaba ver, porque ponía en apuros al Real Madrid y al Barcelona y animaba la Liga con un juego atractivo, siempre con jugadores salidos de su cantera acompañados por un par de buenos extranjeros. Sin embargo, aunque se asomaba con cierta frecuencia a las finales nacionales, e incluso a alguna europea (como la final de la Recopa en 1988), parecía que le faltaba un escalón para poder convertirse en un equipo ganador. En la temporada 1990-91  pudo subir ese peldaño que le faltaba gracias a la inyección económica que le supuso su nuevo patrocinador, Montigalá, una empresa entonces ligada al Banesto de Mario Conde.

Ese extra de dinero le permitió hacer algunos retoques en su plantilla que le llevaron a postularse como candidato claro a ganar la Liga ACB. Dos de las novedades más importantes provenían de los rivales a los que debía desbancar para colocarse en lo más alto. Procedente del Barcelona llegó uno de los jugadores claves para que el Joventut pudiese convertirse en el mejor equipo de España, Ferran Martínez, un pívot con unos recursos ofensivos superiores a los de Ruf y Morales, lo cual permitió destinar una de las dos plazas de extranjeros permitidas a un jugador exterior; el fichaje que llegó del otro equipo grande lo hizo para sentarse en el banquillo: Lolo Sainz, insatisfecho por su experiencia en los despachos del Real Madrid, asumió el proyecto verdinegro con ilusiones renovadas.

Los otros dos grandes aciertos posiblemente también vinieron propiciados por el hecho de contar con más capacidad económica a la hora de apostar por el dúo de foráneos. La marcha de Reginald Johnson, que había dado un gran rendimiento las cuatro temporadas anteriores, no supuso ningún trauma porque quien le sustituyó convenció a todos desde el primer minuto. Si Johnson fue querido por la afición de Badalona, Corny Thompson también se convirtió en uno de los más recordados de la historia de la Penya, tanto por su rendimiento y calidad humana como por el famoso triple que les haría campeones de Europa tres años después de su llegada. Procedente del Varese italiano, donde  pasó seis temporadas, Thompson formó pareja estadounidense con Harold Pressley, que desembarcaba en Europa después de cuatro años en Sacramento Kings en las que jugaba más de veinte minutos por partido y llegó a promediar 12 puntos en una de esas cuatro temporadas. Ambos dieron un gran rendimiento en Badalona y elevaron al club verdinegro al nivel de equipo ganador.

Aquellas incorporaciones se sumaron a la base que ya existía de jugadores criados en la cantera de la Penya, como Rafa Jofresa, Villacampa, Juanan Morales y Carles Ruf. La pérdida de un base con la clase de Montero se solucionó ascendiendo a Rafa Jofresa al puesto de titular y dando minutos como suplente al otro Jofresa, su hermano Tomàs, que sería una de las sensaciones de la Liga en los años siguientes. También se marchó el gran capitán, Josep Maria Margall, pero su ausencia se cubrió con la llegada de Pressley y la aportación de otro canterano como Jordi Pardo.

El cambio se notó ya desde la pretemporada, donde se empezó a hablar de ellos como aspirantes y vencieron al Barcelona por 22 puntos en la Lliga Catalana, antes de arrancar la Liga ACB ganado trece encuentros consecutivos (incluyendo victorias ante el Real Madrid y el Barcelona) , hasta que cayeron por un punto ante el Taugrés en noviembre. Después encadenarían otra gran racha de doce triunfos, hasta que les llegó el bache en febrero: dos derrotas ante el Real Madrid y el IFA Granollers fueron el preludio de una Copa del Rey en la que caerían en semifinales contra el Estudiantes. Una decepción para un equipo que parecía capaz de ganarlo todo. Poco después también cayó eliminado en la Copa Korac, donde defendía título y había superado al Estudiantes en cuartos, pero no pudo con el Real Madrid en semifinales. Quedaban algo más de dos meses de temporada y la Liga como único objetivo posible.

Los badaloneses se rehicieron en la Liga, acabando la fase regular con sólo cuatro derrotas en treinta y cuatro partidos. Llegados los playoffs continuaron su marcha triunfal eliminando al Breogán en octavos de final, a aquel experimento llamado Atlético de Madrid-Villalba en cuartos y al Taugrés en semifinales, por 3-1. En la final esperaba un Barcelona campeón de Copa y que semanas antes había vuelto a caer en la final de la Copa de Europa ante su verdugo habitual, la Jugoplastika de Split.

La Penya contaba con la ventaja de campo merced a su gran temporada regular y se impuso en el primer encuentro con gran actuación de Corny Thompson (33 de valoración, aunque entonces no se hablaba en esos términos). En el segundo, los 27 puntos de Piculín Ortiz no fueron suficientes ante un mejor rendimiento coral de los verdinegros, con Rafa Jofresa, Villacampa, Pressley y Thompson por encima de los 20 de valoración.

En el tercero el Barça, que no contaba con Norris para la final, salvó el primer match ball de la final imponiéndose por sólo dos puntos gracias al buen partido de sus interiores Trumbo y Ortiz. Los 32 puntos de Pressley no sirvieron para amarrar el título, pero dos días después el Joventut tenía una nueva oportunidad en el Palau Sant Jordi.

El Barcelona, sin Norris ni Jiménez y con sólo cinco jugadores seniors, más los tres jóvenes a los que Maljkovic había dado minutos toda la temporada (Galilea, Esteller y Lisard González) tuvo muy cerca la posibilidad de forzar el quinto encuentro, en un cuarto choque que estuvo muy igualado los cuarenta minutos y que se fue al descanso con un punto de ventaja para los culés.

En la segunda parte del cuarto partido, el Barça lo tuvo en su mano, pero dos grandes jugadas de Tomàs Jofresa decidieron el partido y el título de Liga, que volvía a Badalona después de los conseguidos en 1967 y 1978. Como es lógico, una ciudad que vive el baloncesto como se hace en Badalona se echó a la calle eufórica para celebrar el triunfo.

Su condición de campeón de Liga ACB llevó al Joventut a participar en el Open McDonald’s que se celebró pocos meses después, al comienzo de la temporada 1991-92. El equipo no desaprovechó ni mucho menos semejante escaparate y, tras derrotar en semifinales a una Jugoplastika venida a menos (en la que sólo quedaba Perasovic como máxima estrella), tuvo la ocasión de medirse nada menos que a Los Angeles Lakers de James Worthy, Vlade Divac, Byron Scott y Magic Johnson (que disputaría contra el Joventut su último partido antes de anunciar su enfermedad), reciente finalista de la NBA frente a los Bulls de Michael Jordan. Los verdinegros aprovecharon que los Lakers estaban de pretemporada y salieron a por todas, consiguiendo realizar un espectacular encuentro y poner contra las cuerdas a los californianos. Un partido que se ha convertido en legendario y que siempre apetece ver (vídeo de Xavier Tejeda).

La 1990-91 fue la primera de tres temporadas mágicas, las mejores de la historia del Joventut. Aquel extraordinario nivel no se pudo prolongar más allá de esos tres años, aunque la Penya siempre resurge gracias a su trabajo de cantera y a su fiel afición, que le permite cada cierto tiempo asomarse a posiciones de privilegio (como en la época de Ricky Rubio, Rudy Fernández y Pau Ribas, por ejemplo). Aunque periódicamente pase por dificultades económicas, tenemos la suerte de que existan clubes con esa filosofía, que son los que hacen posible que sigan surgiendo nuevas generaciones de jugadores.

¡Síguenos en Facebook! http://aropasadoblog.facebook.com/

Twitter: https://twitter.com/AroPasadoBlog

Anuncios

Un comentario en “La hora de la Penya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s