El triunfo de la perseverancia

El éxito de Drazen Petrovic en los New Jersey Nets

Perseverancia, cabezonería, orgullo, obsesión… podéis llamarlo como queráis, pero la insistencia de Drazen Petrovic y su confianza en sí mismo acabaron dando sus frutos con su llegada a los New Jersey Nets procedente de Portland Trail Blazers. Después de una temporada y media en Portland con pocas oportunidades y viendo que jugadores tan consolidados en la liga como Clyde Drexler y Danny Ainge le cerraban el paso, no se resignó. En las pocas ocasiones en las que tuvo minutos en la franquicia de Oregon (véase un ejemplo en este vídeo), se demostró a sí mismo que podía jugar allí y, lejos de pensar que la NBA no estaba hecha para él, siguió trabajando para encontrar su hueco y exigió que le traspasaran. Algo que suelen hacer jugadores de mucho prestigio y que él no tuvo ninguna duda en pedir. Además, trabajó su cuerpo para poder competir en una liga de mayor exigencia física y también supo adaptar su juego a lo que más le convenía en los Nets.

A mediados de la temporada 1990-91 llegó su momento en forma de un traspaso a varias bandas que le llevó a New Jersey. Los Nets habían sido en la segunda mitad de los 80 uno de los peores equipos de la NBA y no se asomaban a los playoffs desde 1986. Pero esa mala trayectoria les permitió tener buenas elecciones en el draft, que supieron aprovechar eligiendo a Kenny Anderson, Chris Morris y Derrick Coleman. El equipo de New Jersey estaba en pleno proceso de crecimiento, lo que resultó muy propicio para el jugador croata, que en aquella media temporada ya pasó de 7 minutos y 4 puntos de promedio en los Blazers a 20 minutos y 12 puntos en los Nets. Poco para lo que vendría en las dos campañas siguientes.

Casi cualquier otro jugador se habría conformado con tener un puesto más o menos importante en un equipo de la NBA, en una época en la que pocos jugadores europeos no formados en una universidad estadounidense eran titulares allí (Divac y Marciulionis fueron los primeros que demostraron realmente que tenían un sitio en la NBA). Aprovechando su ausencia voluntaria en el Eurobasket de 1991, Petrovic se preparó a conciencia para ser algo más que un jugador relevante. El Petrovic de los Nets era muy distinto del que habíamos visto en la Cibona y el Real Madrid. Si en Europa solía acaparar todo el juego subiendo y amasando el balón, en los Nets se convirtió en un tirador letal saliendo de bloqueos, dejando a Kenny Anderson dirigir pero asumiendo los tiros suficientes para aumentar su promedio a los 20 puntos en 36 minutos por partido. Aquel año el premio a la mayor progresión bien pudo recaer en el de Sibenik, pero finalmente fue para Pervis Ellison, un número uno del draft de 1989 al que las lesiones no permitieron triunfar ni antes ni después de aquella 91-92. Los Nets, por su parte, pasaron de 26 a 4o victorias y se clasificaron para los playoffs seis temporadas después, cayendo en primera ronda por 3-1 frente a los pujantes Cleveland Cavaliers de Mark Price, Brad Daugherty o Craig Ehlo.

Petrovic empezaba a sufrir marcajes reservados a las grandes estrellas de la Liga y a tenérselas tiesas con jugadores como John Starks, Reggie Miller o el mismísimo Michael Jordan. Una muestra de ese respeto que se había ganado con trabajo pudo verse en los Juegos Olímpicos de Barcelona, donde Petrovic tuvo una actuación extraordinaria y no tuvo problemas para desafiar a Jordan en un duelo individual mucho más igualado que la propia final entre Croacia y Estados Unidos. En el banquillo estadounidense se sentaba su nuevo entrenador en los Nets, Chuck Daly, que debió de frotarse las manos pensando el jugo que podría sacarle al croata en su nuevo equipo.

Con esas credenciales, el croata inició la temporada 92-93 claramente entre los 30 mejores jugadores de la liga, y sus números así lo corroboraron. Posiblemente mereció estar entre los 24 mejores y disputar el All Star, pero quizá los entrenadores encargados de votar decidieron dejarlo para el año siguiente si continuaba a ese nivel. Pero por desgracia, no pudieron hacerlo. Sus números en aquella última temporada aún subieron en un par de puntos de promerio (22,3), manteniendo su porcentaje de acierto en triples y elevando también ligeramente el de asistencias (de 3,1 a 3,5), sabiendo aprovechar la atención que ya generaba su juego para crear oportunidades para sus compañeros. Asimismo, los resultados de los Nets también habían mejorado, apareciendo como equipo destacado en los programas resumen de la NBA .

En España observábamos con admiración la evolución de un jugador al que en parte sentíamos como propio, al haber sido uno de los grandes protagonistas de nuestro baloncesto en sus enfrentamientos de Copa de Europa con el Real Madrid y después por su paso por el propio club blanco. Ya he comentado en otras ocasiones que, personalmente, me gustaba más el Petrovic que alcanzó un nivel tan alto en la NBA que el que pudimos ver en la Cibona, por ejemplo. También me encantaba verle en la selección yugoslava compartiendo el balón con Kukoc, Radja, Divac y compañía. Pero por desgracia, a España no nos llegaron muchos partidos suyos con los Nets, pasada la época de esplendor de la NBA en TVE. Para 1993, la televisión pública ya cambiaba el horario de las retransmisiones en función de otros espacios y recortaba los partidos para que durasen el tiempo que decidían asignarles cada semana. Como ejemplo, el que seguramente fue el único partido que vimos del croata con la camiseta de los Nets. Aunque con recortes, pudimos disfrutar de una buena actuación del número 3 frente a los New York Knicks.

Aunque TVE eliminó el último cuarto prácticamente entero, hay que agradecerle que nos ofreciera los minutos en los que Petrovic consiguió más puntos y que durante años fueron una de las joyas de mi colección y que merece la pena ver con los comentarios en español de Ramón Trecet y Esteban Gómez.

Aquel contra los Knicks fue uno de tantos buenos partidos de Drazen en los Nets, pero ni mucho menos fue el mejor. Años después, internet se ha llenado de algunos de los excepcionales partidos que protagonizó aquel año, muchos por encima de los 30 puntos y algunos por encima de los 40. Aquí me gusta ofreceros partidos comentados en español, pero con una sencilla búsqueda en YouTube podéis encontrar otros muchos en otros idiomas. La pena fue que la temporada de los de New Jersey no fue tan buena como podría haber sido, debido a la lesión que sufrió Kenny Anderson cuando los Nets eran uno de los mejores equipos del este. Sin la dirección de su base titular, su porcentaje de victorias decayó y el sexto puesto en su conferencia les deparó un nuevo duelo con los Cavaliers. Con Anderson ya recuperado, los de Daly forzaron cinco partidos (el máximo de una serie de primera ronda por aquel entonces) a los de Ohio, pero volvieron a caer en primera ronda.

Aquella maravillosa temporada, si bien le valió el reconocimiento de todos, no tuvo el premio que él esperaba: su participación en el All Star. Los dos meses anteriores a su fallecimiento en junio de 1993 estuvieron llenos de especulaciones sobre su futuro. Nunca supimos si su intención era volver a New Jersey o aceptar alguna de las suculentas ofertas que estaba recibiendo procedentes de Europa, en especial del Panathinaikos. Se dice que su decepción por no haber sido elegido para el partido de las estrellas le tenía convencido de regresar a Europa, aunque nadie sabe realmente qué habría pasado. Aquel desgraciado accidente después de un partido del Preeuropeo con Croacia truncó su carrera cuando había cumplido su sueño de trinufar en la NBA, a la edad de 29 años. Como reflejo del respeto que se ganó entre las estrellas de la mejor liga del mundo, valga este magnífico fragmento del documental “Once Brothers” de la ESPN.

¡Síguenos en Facebook! http://aropasadoblog.facebook.com/

Twitter: https://twitter.com/AroPasadoBlog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s