Despedida

Después de dos años y medio dando la lata por aquí, ha llegado el momento de decir adiós. No quería dejar un proyecto al que he dedicado parte de mi tiempo últimamente sin explicar el porqué a los que habéis seguido esta pequeña aventura. El motivo no es otro que el cierre del canal de YouTube en el que subía todos los vídeos que daban sentido al blog.

Aro pasado (gracias Haris por el nombre) es una idea que tenía en mente mucho tiempo antes de llevarla a cabo. Tenía una colección bastante numerosa de partidos en vídeo (mucho más modesta que algunas que se ven por ahí), alimentada a partir del año 90 por mis propias grabaciones y, en el caso de los partidos más antiguos, por distintos intercambios y tesoros conseguidos por distintos medios (los más valiosos para mí, los que viví con ojos de niño como el Mundial del 86 o el Eurobasket 87, tengo que agradecérselos a mi amigo Rafa, que los conservaba con gran cariño y cuidado). El caso es que tenía ganas de hacer algo con todas esas grabaciones y ponerlas a disposición de quien, como yo, los hubiese vivido en su momento y no tuviese la oportunidad de volver a verlas. Dado que también tengo “cierta” memoria para recordar fechas, datos, jugadores, equipos y campeonatos (para compensar, no suelo acordarme de dónde he puesto las llaves unos minutos antes), se me ocurrió este formato en el que podía ir presentando los vídeos por orden cronológico, contando mis recuerdos de cada competición.  Y así empezó la cosa, comenzando por mis vagos pero entrañables recuerdos de aquellas madrugadas de los Juegos de Los Angeles, que viví a través de lo que contaba mi familia de aquellas madrugadas del 84, y culminando con la Liga del Madrid de Scariolo y Djordjevic en el Palau en el año 2000. La idea era llegar un poco más lejos pero ya no tiene mucho sentido.

Hace unos días me llegó la notificación de que YouTube cerraba mi canal, sin muchas más explicaciones. Había tenido algunos avisos de derechos de autor antes, pero siempre con la advertencia de que no era nada grave y que simplemente los ingresos de los anuncios de esos vídeos irían a parar a los propietarios de los derechos. Algo normal, pensaba yo. También llegaron a retirarme casi todos los vídeos de las distintas ediciones de los Juegos Olímpicos, una faena dado que la semifinal de los de 1984 entre España y Yugoslavia era el más visto de todos (la nostalgia…). Pero no tenía ningún aviso de que podían cerrarme el canal por completo y, después de dos años y medio dedicándole tiempo a subir los partidos y con el trabajo que ello conlleva, me llevé una sorpresa desagradable. Había superado los 820 suscriptores y cada día tenía alguno nuevo, y sumaba más de 400.000 visualizaciones. Aunque no acabo de ver en qué perjudica a los propietarios de los derechos que unas imágenes que nadie va a reponer en ningún canal de televisión estén en Internet para quien quiera verlos, sí comprendo que es lícito que me prohíban hacerlo. Aunque me hubiera gustado saber que existía ese riesgo.

Han quedado por compartir algunas cosas que creo que habrían sido interesantes y que no estaban aún en YouTube. Mi idea era cerrar el cículo iniciado con los Juegos del 84 llegando hasta la final olímpica de 2008, recordando en un mismo artículo ésta y la de 2012, a la que pude asistir en vivo. Ahí quedan para quien quiera repasarlos los 92 artículos publicados, aunque ya sin el aliciente de los vídeos que incluía en todos ellos. He disfrutado durante este tiempo contándoos mis recuerdos sobre el baloncesto de los 26 años que he cubierto en este periodo, y también tuve el honor y la oportunidad (gracias a Ramón Juan) de escribir algunos artículos para Solobasket, que dejé por falta de tiempo. Si gracias a ese trabajo alguien ha podido revivir y emocionarse de nuevo con algún momento que no había vuelto a ver desde su niñez o de alguna manera a alguien le ha servido mi trabajo para algo, habrá estado bien empleado.

Me despido ya, dando las gracias a los que habéis visitado el blog con cada nuevo artículo y, como a veces ocurría, a los que pasabais una tarde de artículo en artículo. Os invito a que sigáis disfrutando del baloncesto, del de antes y del de ahora. Yo seguiré haciéndolo como espectador, como entrenador de niños y jugando las pachangas que me deje mi edad. Un saludo a todos y gracias de nuevo.

César Cornejo Fuster

Anuncios

4 comentarios en “Despedida

  1. Te acabo de leer este artículo, César.
    Créeme, no sabes cuanto lo lamento. Al margen de las revistas o los libros que se publican en JC, no es muy habitual leer artículos tan bien fundamentados y específicos como los tuyos.
    Espero que, durante 2019 por fin pueda publicar una novela con la que llevo mucho tiempo liado (por razones que darían para escribir otro libro, mucho más denso si cabe). Pese a ser pura ficción, te aseguro que la vida de varios protagonistas directamente depende de nuestro maravilloso deporte. Cuando llegue el día y publique, lo expondré en grupos de basket que sigo en Facebook. El título será “Lo que se va de las manos”.
    Ha sido un verdadero placer leerte.
    Te deseo la mejor de las suertes

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por seguirme. Espero enterarme cuando publiques la novela y tener la oportunidad de adquirirla. Si quieres seguirme, en mis cuentas de Facebook y Twitter sigo con la actividad, publicando vídeos breves de momentos y jugadores históricos. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s