La vieja Copa de Europa

Los veteranos del Tracer se proclaman campeones

Meneghin McAdoo (2)

La máxima competición continental siempre ha sido una de mis favoritas. La actual Euroliga me gusta mucho, aunque los nostálgicos como yo siempre recordamos con cariño la antigua Copa de Europa en la que sólo participaban los campeones de cada liga. Después de unas eliminatorias previas en la que participaban equipos de todo el continente, para octubre o noviembre ya se empezaba a disputar la fase semifinal, en una liguilla para la que sólo se clasificaban ocho equipos. Los dos mejores de esa fase pasaban directamente a la final.

Si bien se quedaban fuera muchos buenos segundos y terceros equipos de algunos países que ahora sí disputarían la Euroliga, aquella fase a doble vuelta tenía mucho encanto, era como un club de élite al que sólo te permitían entrar ganando la liga de tu país. La contrapartida era que la Recopa y la Copa Korac tenían mucho mejor nivel que la actual Eurocup, pero en la Copa de Europa se veían cada semana grandes duelos entre el campeón español, el italiano, el yugoslavo, el soviético, el israelí (bueno, siempre el Maccabi), el francés… y en los últimos años de la competición empezó a colarse también el campeón griego, que siempre era el Aris de Gallis y Yannakis.

En la temporada 1986-87 el representante español fue el Real Madrid, campeón de Liga y Copa el año anterior. Aunque ya vimos que la marcha de Fernando Martín y algunas decisiones poco comprensibles le condenaron a un año con muchas dificultades, los blancos conservaban el orgullo de campeones, como correspondía a un equipo liderado por Corbalán y dirigido por Lolo Sáinz. Solía competir contra los grandes de Europa, aunque su escasez de recambios en el banquillo le condenaba en los minutos finales.

Aquí podemos ver uno duelo de aquella temporada entre dos cláscisos del viejo continente: el Real Madrid y el equipazo que tenía el entonces Tracer de Milán, disputado en la preciosa cancha de los italianos.

En la squadra milanesa se juntaron  aquel año unos cuantos jugadores de gran experiencia, tres de ellos rondando los 35 años (Mike D’Antoni, Dino Meneghin y Bob McAdoo), a los que se sumaba Roberto Premier, que tenía alrededor de 30, todos ellos compensados por la juventud del estadounidense Ken Barlow, de 23. Un auténtico equipazo que, además de jugar muy bien al baloncesto, conocía todas las artimañas posibles y al que dirgía otro “viejo zorro” como Dan Peterson.

McAdoo es uno de los jugadores con mejor palmarés NBA que ha pasado por Europa: All, Star, MVP, máximo anotador y dos veces campeón con los Lakers. Entonces la Lega italiana era la de mayor poder económico de Europa con diferencia y muchas estrellas estadounidenses decidían terminar allí su carrera. McAdoo estuvo varios años en Italia, demostrando su calidad y su profesionalidad y llevando al Tracer a dos títulos de campeón de Europa.

Aquí tenéis la final de esa 1986-87, en la que los italianos se enfrentaron al Maccabi de Tel Aviv, otro equipazo con los israelíes Berkowitz, Jamchi, Lassof o Lipin y dos muy buenos americanos como Kevin Magee y Lee Johnson:

¡Síguenos en Facebook! http://aropasadoblog.facebook.com/

Twitter: https://twitter.com/AroPasadoBlog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s